Estás viendo los artículos de la categoría Toreros

José Antonio Canales Rivera

Tal día como hoy, un 28 de Marzo del año 1974 nacía el diestro José Antonio Canales Rivera en Barbate (Cádiz). La primera vez que Canales Rivera toreó a una becerra con el capote fue cuando tenía seis años de edad y bajo la atenta mirada de su tío, el ya legendario torero Francisco Rivera Paquirri en su finca “La Cantora”. José Antonio mató su primera novillada sin picadores el 12 de abril de 1991 en Vejer de la Frontera.

Canales Rivera toma la alternativa en Valencia el 20 de Julio de 1996, con Emilio Muñoz como padrino y el diestro madrileño Víctor Puerto de testigo. El ganado es del hierro salmantino de El Puerto de San Lorenzo y el toro de la ceremonia se llamaba “Campanillo”, de capa negro zaíno. Aquella tarde, Canales Rivera dio dos vueltas al ruedo.

José Antonio Canales Rivera

Jose Antonio Canales Rivera

José Antonio Canales Rivera es sin duda un torero que sueña en cada plaza donde pisa con ser figura del toreo. Sus bazas son la constancia, la paciencia, la ambición y la fe en ser uno de los elegidos para alcanzar la gloria de los dioses del toreo. El sabe que esta muy cerca y que lo peor ya pasó. Atrás quedarán para siempre las 20 cornadas marcadas a fuego en sus 10 años de alternativa que tatúan su cuerpo a base de valor y de entrega en los ruedos de España. Su toreo lleno de profundidad, arte y personalidad, se intenta abrir paso en el gris y desconcertante panorama del toreo actual.

Iván Fandiño

Ivan Fandiño nació en Orduña, Vizcaya, el 29 de septiembre de 1980. Torero de gran personalidad y estilo clásico, se ha convertido en imprescindible en las ferias taurinas más importantes del mundo. Sin tradición taurina en su familia, Iván se aficionó a los toros a los 14 años tras despuntar como pelotari en su juventud.

Se vistió de luces por primera vez en Llodio (Álava) el 16 de agosto de 1999 y debutó con picadores el 02 de junio de 2002 en su Orduña natal, con novillos de Javier Pérez-Tabernero y compartiendo cartel con Julien Lescarret y Javier Lara, cortando 3 orejas. El 12 de septiembre de 2004 se presentó en Madrid con un novillo de Navalrosal, de nombre “Risueño” al que logró cortar una oreja. Alternó con El Arqueño y Héctor José, vistiendo un vestido Aguamarina y oro.

Iván Fandiño

Alternativa de Iván Fandiño

El 25 de agosto de 2005 se doctoró en Vista Alegre, Bilbao (Vizcaya) ante “Afrodisíaco”, de la ganadería de “El Ventorrillo”. Con El Juli como padrino y Salvador Vega de testigo. Resultó ovacionado y vistió de rosa palo y oro.

El 12 de mayo de 2009 confirmó la alternativa en Madrid con Antonio Ferrera como padrino y Morenito de Aranda de testigo. Fue ante el toro de nombre “Catalán”, perteneciente a la ganadería de “La Dehesilla” con resultado de ovación. Lució un traje Lila y oro.

En 2011 actuó en cuatro ocasiones en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, cortando otras tantas orejas lo que le permitió conseguir numerosos premios como el de triunfador de San Isidro y de la temporada 2011.

El 10 de febrero de 2012 confirmó en Bogotá con Diego Uurdiales de padrino y Juan Solanilla como padrino. Ante el toro Trajerroto, de la ganadería Santa Barbara. Resultó ovacionado tras pinchar una gran faena.

César Jiménez

César Jiménez

Nacido en Fuenlabrada (Madrid) el 19 de Marzo de 1984, y sin antecedentes taurinos en su familia, César jiménez tiene claro desde muy pequeño que quiere ser matador de toros. Con esa vocación, entra en la Escuela de Tauromaquia de Madrid con tan sólo 13 años de edad, en Octubre de 1997.

César Jiménez becerrista

Su primer novillo lo estoquea el 17 de Agosto de 1998, en un festival de la localidad alcarreña de Alocén, vestido de corto y con toro de César Chica al que cortó el rabo. Fue el 16 de Julio de 1999 cuando actuó por primera vez vestido de luces en la localidad cacereña de Moraleja, cortando cuatro orejas a novillos de Isidro Cañada.

En el año 2000 firma un contrato de apoderamiento con Victorino Martín y Jesús Torero Sánchez, y ese mismo año se proclama ganador del prestigioso bolsín taurino de Ciudad Rodrigo (Salamanca), del bolsín taurino de Bougue (Francia) y del ciclo de novilladas nocturnas de Valladolid. También se proclama vencedor de los concursos de novilladas de ciudades francesas como Arlés (en la que cortó cuatro orejas en una tarde), de Bayona y de Dax.

Su despedida como novillero sin picadores fue el 29 de Octubre de ese mismo año en la plaza francesa de Mont de Marsans, con novillos de El Palmeral.

César Jiménez novillero

Debutó como novillero con picadores el 4 de Febrero de 2001 frente al novillo “Esperón”, de la ganadería de Toros de Cortés, en la plaza Palacio de Vistalegre en Madrid, cortando una oreja.

Ese fue un año importante para César Jiménez, pues se presenta en plazas y ferias importantes, como por ejemplo en la Plaza de Toros de Valencia (Feria de Fallas), Castellón (Feria de la Magdalena) o Nimes. Participa en el encuentro mundial de novilleros en San Sebastián, donde se proclama vencedor junto a Javier Valverde y Salvador Vega, y en Septiembre se hace con el triunfo en la Feria de novilladas de Algemesí (Valencia), consigue el premio a la mejor faena de novilladas de Arganda del Rey (Madrid) y el cotizado Zapato de Oro de Arrendó (La Rioja).

Termina el año siendo el mejor novillero de la temporada, habiendo actuado en 46 novilladas, en las que consiguió cortar 60 orejas y 3 rabos. Se hizo con prestigiosos trofeos como el que otorga la revista 6toros6, la Real Federación Taurina de España y la Oreja de Plata concedida por Radio Nacional de España.

En Diciembre anuncia su ruptura de apoderamiento con Victorino Martín y Jesús Torero y ficha por la pareja Casas – Patón.

El 28 de Abril de 2002 se presenta en Madrid matando 6 novillos en solitario de la ganadería de Fuente Ymbro, consiguiendo abrir por primera vez la Puerta Grande de Las Ventas, en una tarde inolvidable para él. El 5 de Mayo se despide como novillero en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, donde corta una oreja a un toro de Manolo González.

César Jiménez torero

César Jiménez

Toma la alternativa el 9 de Mayo de 2002 en Nimes (Francia) con Paco Ojeda como padrino y Julián López, El Juli como testigo. El primer toro de su carrera fue “Coralito”, de la ganadería de Torrealta, al que logra cortar una oreja, que junto con las dos del sexto consigue abrir la Puerta Grande de Los Cónsules.

El 24 de Noviembre debutó en América en la plaza de Acho (Lima), en la que abre la Puerta Grande y logra un espectacular triunfo al acaparar todos los premios de la temporada, incluído el prestigioso Escapulario de Oro del Señor de los Milagros. En la última corrida de la Feria de Lima sufre su primera cogida como matador de toros.

En los años 2003 y 2004, César Jiménez queda como líder del escalafón, tras torear 96 y 106 corridas respectivamente, consolidándose como una de las grandes figuras del toreo actual.

El 15 de Mayo de 2005 llega su confirmación en la Plaza de Toros de Las Ventas, con presencia de El Juli y Matías Tejela, y con el toro “Aireado”, de Joselito Arroyo.

A lo largo de su carrera ha sido apoderado por importantes nombres del mundo del toro, como Martín Arranz, con Joselito como director artístico, o Poli Romero.

César Jiménez es un torero espectacular, arrollador y valiente. Posee una facilidad pasmosa para andar ante los toros. En constante progresión, el madrileño ha adquirido ya ese poso que otorga el tiempo y le lleva a poseer una enorme seguridad y a poder exhibir un repertorio variado, un toreo colorista y un “gancho” especial para conectar con los tendidos.

Morante de la Puebla

José Antonio Morante Camacho nació en La Puebla del Río (Sevilla), el 2 de octubre de 1979. Desde niño se apreció en él una clara vocación taurina, tanto es así que con tan solo cinco años ya daba muletazos a vacas en las fincas. Con tan solo nueve años, el día 3 de septiembre de 1988, debuta vestido de corto en Villamanrique de la Condesa (Sevilla), mientras que su debut vestido de luces tiene lugar en la también localidad sevillana de Montellano. Su concepto y sus formas no dejan indiferentes a los taurinos presentes en sus actuaciones.

Morante de la Puebla

Morante se emocionó y emocionó a Las Ventas

Su debut con picadores se produce en Guillena (Sevilla), el día 16 de abril de 1994, compartiendo cartel con Francisco Barroso, “Joselu de la Macarena” y Antonio Ignacio Vargas. Su balance es de cuatro orejas y un rabo. Al año siguiente, en 1995, debuta en la plaza de toros de Las Ventas, concretamente el día 23 de abril, compartiendo cartel con “El Renco” y Javier Clemares, que se midieron a novillos de Jiménez Pasquau, y aunque no consiguió un triunfo de clamor, dejó muy buenas sensaciones. Durante esa campaña y la siguiente consigue importantes triunfos en plazas como Madrid, Sevilla o El Puerto de Santa María, demostrando estar preparado para dar el salto al escalafón superior.

El día 29 de junio de 1997 toma la alternativa en la plaza de toros de Burgos, teniendo como padrino a César Rincón y como testigo a Fernando Cepeda. El toro de la efeméride tenía por nombre “Guerrero” y pertenecía a la ganadería de Juan Pedro Domecq. El diestro sevillano corta una oreja a cada uno de sus toros y consigue abrir su primera puerta grande como matador de toros.

El día 14 de mayo de 1998 confirma la alternativa en la plaza de toros de Las Ventas, teniendo como compañeros de cartel a Julio Aparicio y Manuel Díaz “El Cordobés”, quienes lidiaron un encierro de la ganadería de Sepulveda. Apenas quince días más tarde, el 30 de mayo, debuta como matador de toros en Francia, concretamente en Nimes, donde junto a Manuel Díaz “El Cordobés” y Vicente Barrera, consigue cortar una oreja a un toro de Los Bayones. Su debut en América tiene lugar en Cali (Colombia), el día 28 de diciembre de 1998, teniendo como compañeros a Manuel Caballero y Alejandro Gaviria, que lidiaron un encierro de Las Ventas del Espíritu Santo.

Morante de la Puebla

Soberbia verónica en La Maestranza

Su primer gran triunfo tiene lugar en Sevilla, el 19 de abril de  1999, cuando consigue abrir la Puerta del Principe tras cortar tres orejas a un encierro de Guadalest. Sus compañeros de cartel eran Miguel Báez “El Litri” y Manuel Díaz “El Cordobés”. Al año siguiente, el día 29 de abril del 2000, vuelve a triunfar en Sevilla, cortando dos orejas a un toro de Victoriano del Río, pero el segundo de su lote le hirió de gravedad. Morante ya es torero de Sevilla y gran sucesor de Curro Romero.

El día 25 de diciembre del 2000 confirma su alternativa en la plaza de toros México, teniendo como padrino de la ceremonia a “Armillita Chico” y como testigo a Ignacio Garibay. Frente a un lote de Julio Delgado consigue cortar una oreja.

A partir de ese momento comienzan a sucederse los triunfos en todas las plazas, así Valencia, Dax, Málaga, Palencia, Ronda o El Puerto de Santa María son el escenario de grandes faenas de Morante. En el año 2004 su carrera da un vuelco inesperado, y tras quedarse fuera de la Feria de Abril de Sevilla decide anunciarse en solitario en Las Ventas, el Domingo de Resurrección. Madrid lo adopta como torero propio, pero la suerte no está de su lado y el diestro sevillano decide cortar la temporada, alegando no encontrarse bien psicológicamente.

Aparentemente recuperado regresa a los ruedos a comienzos del año 2005, y a partir de ese momento volverán a sucederse los triunfos, hasta que en 2007, tras torear en solitario la Corrida de la Beneficencia de Madrid el día 6 de junio, decide cortar la temporada por falta de ilusión.

Morante de la Puebla

Ahi queda eso

En el año 2008 vuelve a reaparecer en La México, concretamente el Día de Reyes, y desde entonces hasta ahora no ha dejado de triunfar. Más seguro y regular que nunca alcanzó su punto de inflexión el día 21 de mayo de 2009, en la plaza de toros de Las Ventas, donde cuajó de una manera soberbia a un toro de Juan Pedro Domecq toreando de capote. Todavía se escucha la ovación en la cabeza y el corazón de todos los que allí estaban esa tarde. A pesar de que el toro no aguantó en la muleta le fue concedida una merecida oreja. Otros triunfos sonoros de su nueva etapa los ha conseguido en Jerez de la Frontera, Nimes o Barcelona.

Morante es un torero diferente, al margen de las estadísticas. Dicen los que entienden que una media de Morante vale más que muchas faenas enteras de otros diestros, y seguramente no les falte razón. Morante ha pasado de ser un torero de Sevilla, a convertirse en un torero universal. Su magia, duende, encanto, temple, torería, naturalidad, improvisación y empaque hacen de él el diestro más esperado del escalafón.

Javier Valverde

Javier Ricardo Sánchez San José nació en Salamanca, el día 22 de diciembre de 1977. En una tierra tan taurina no es extraño que pronto se despertara en él una gran afición por el mundo del toro.

Su debut con picadores se produce en Alba de Tormes (Salamanca), el día 23 de abril del año 2000, compartiendo cartel con José Luis Barrero y Javier Castaño, quienes lidiaron novillos de la ganadería de Mercedes Pérez Tabernero. Su balance artístico fue de dos orejas.

Javier Valverde

A partir de ese momento comienza una esperanzadora carrera novilleril, que le llevará a presentarse en la plaza de toros de Las Ventas, el 16 de mayo de 2001, ratificando todas las expectativas creadas en torno al joven novillero. Ese día comparte cartel con Leopoldo Casasola y Luis Vital Procuna, quienes lidiaron novillos de la ganadería de La Quinta. El toro del debut tenía por nombre “Conducido”. Vestido de corinto y oro consigue cortar una oreja a cada uno de sus novillos, abriendo la Puerta Grande de Las Ventas. Este importante triunfo, junto a otros en Arnedo o San Sebastián, donde resulta triunfador de sus respectivos ciclos le llevan a tomar una alternativa de lujo.

El día 12 de junio de 2002 toma la alternativa en la plaza de toros de Salamanca, que celebró una corrida de toros con motivo de la capitalidad cultura de Salamanca, teniendo como padrino a Paco Ojeda y como testigo a Julián López “El Juli”, que se midieron a toros de la ganadería de Antonio Bañuelos. La falta de fuerza y casta de los de Bañuelos tiraron por tierra lo que se consideró todo un acontecimiento en la ciudad y el joven diestro tuvo que conformarse con dos ovaciones. El toro de la ceremonia tuvo por nombre “Castellano”.

Su confirmación de alternativa tendrá lugar un año más tarde, en plena Feria de San Isidro, el día 22 de mayo, junto a Enrique Ponce y Antonio Ferrera, quienes lidiaron toros de la ganadería de Alcurrucén. En una tarde de tanta responsabilidad, la suerte no estuvo de su lado, lo que hizo que su carrera diera un giro inesperado.

A partir de ese momento se ve en la necesidad de entrar en los carteles de ganaderías duras para no quedarse fuera de las grandes ferias. Frente a toros de Miura, Cebada Gago, Conde de la Corte, Celestino Cuadri o Adolfo Martín conseguirá importantes triunfos en Madrid, Sevilla o Pamplona, y fundamentalmente en Francia, un pilar básico en su carrera.

Javier Valverde

Su confirmación en la Plaza de Toros México tiene lugar el 27 de enero de 2008, donde tendrá como padrino a Antonio Bricio y como testigo a Israel Tellez. Los toros pertenecieron a la ganadería de Barralva y el toro de la efeméride tenía por nombre “Caratuerto”.

A comienzo del año 2010 anuncia que será su última temporada como matador de toros, al menos por el momento. Durante la campaña se despide de todas las plazas que le han visto triunfar, a excepción de Sevilla, toreando su última corrida en Zaragoza, el día 15 de octubre, compartiendo cartel con Serafín Marín y Miguel Tendero, frente a toros de Alcurrucén.

Su valor, honestidad, pundonor y profesionalidad han hecho de Javier Valverde uno de los toreros más dignos y respetados del escalafón superior.

Victor Puerto

Victor Sánchez Cerdá nació en Alcorcón (Madrid), el día 29 de agosto de 1973. Siendo muy pequeño, su familia, muy vinculada al mundo del toro, es hijo del banderillero Victor Sánchez y sobrino del diestro Antonio Sánchez Puerto, traslada su residencia a San José de la Rinconada (Sevilla), y allí será donde comience a dar sus primeros pases.

Victor Puerto

Su debut con picadores tiene lugar en Alcázar de San Juán (Ciudad Real), el día 23 de marzo de 1991. Tiene como compañeros de cartel a David Parra y José Moreno, quienes lidiaron novillos de Jiménez Indarte. En un día tan especial consigue dos orejas.

Su debut en la plaza de toros de Las Ventas tiene lugar el día 1 de mayo de 1993. Comparte cartel con “El Madrileño” y Juan Carlos García. Los novillos pertenecían a la ganadería de Juan José González. Tras una destacada actuación obtiene una merecida oreja.

A partir de ese momento comienza una esperanzadora carrera novilleril en la que se suceden los triunfos, incluso llegar a quedar lider del escalafón. Como consecuencia de ello llega la esperada alternativa. Se produce en Ciudad Real, el día 9 de abril de 1995, teniendo a Miguel Baez “El Litri” como padrino y a Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique” como testigo. Los toros llevaban el hierro de  Luis Algarra. El toro de la ceremonia tenía por nombre “Maleado”. Su balance total fue de tres orejas.

Ese mismo año se presentará como matador de toros en América, concretamente en Ibarra (Ecuador), el día 29 de abril, compartiendo cartel con Edgar Peñaherrera y “Gitanillo de América”. Ante toros de la ganadería de Atocha, consigue una oreja. El 23 de julio de 1995 se presenta el nuevo matador en Francia, concretamente en Orthez. Sus compañeros de cartel eran Raúl Gracia “El Tato” y Luis Delgado, quienes lidiaron toros de la ganadería de Miguel Zaballos. El toro de la presentación tenía por nombre “Fojonero”. Consiguió una oreja.

Victor Puerto

Al año siguiente es contratado para confirmar la alternativa durante la Feria de San Isidro. Así el día 28 de mayo de 1996 confirma doctorado de manos de Miguel Baez “El Litri” y “Jesulín de Ubrique”. Los toros pertenecían a la ganadería de Puerto de San Lorenzo. El toro de la efeméride tenía por nombre “Cartuchero”. Ese mismo día consigue cortar dos orejas del toro que cerraba plaza tras una faena de ligazón, compás abierto y mano baja. La puerta grande Las Ventas se abría para el joven confirmante.

Tras el gran éxito conseguido Victor Puerto vuelve a Madrid, tan solo cuatro días después, compartiendo cartel con Juan Mora y David Luguillano, para lidiar una corrida de Sepulveda. Tras una tarde en la que predominó la raza, la entrega y la emoción consigue cortar una oreja de cada toro, abriendo por segunda vez consecutiva la Puerta Grande de Las Ventas. Fue declarado triunfador absoluto del ciclo. Ese mismo año conseguirá el Señor de los Cristales, con el que se premia al triunfador de la feria de Cali (Colombia).

A partir de ese momento su nombre se anuncia en todas las grandes ferias, entre ellas, en la de Abril de Sevilla, donde debuta como matador de toros el día 10 de abril de 1997, acompañado de Emilio Muñoz y Eduardo Dávila Miura, que tomaba la alternativa. Los toros pertenecían a la ganadería de Jandilla.

Valencia, Pamplona, Málaga, Gijón, Bilbao, Albacete, Salamanca o Zaragoza serán testigos de grandes triunfos del diestro manchego.

El día 24 de septiembre del 2000 se anuncia en la Feria de San Miguel de Sevilla, junto a Juan Mora y Eduardo Dávila Miura, frente a toros de Antonio Gavira. Ante un toro manso y de gran presentación derrocha técnica, torería, valentía y seguridad. Corta dos orejas, convirtiéndose en el gran triunfador del ciclo.

El día 19 de noviembre de 2000 confirma su alternativa en la plaza de toros México, teniendo como padrino a Mariano Ramos y como testigo a Rafael Ortega. El toro tenía por nombre “Jacinto” y pertenecía a la ganadería de Los Martínez.

En el año 2001 volverá a triunfar en Sevilla, concretamente el 31 de septiembre de 2001, también en la Feria de San Miguel. Se anuncia junto a “Finito de Córdoba” y Manuel Caballero para lidiar toros de Gavira. Tarde de emoción, ligazón y mano baja en la que consigue cortar una oreja a cada uno de sus toros.

Victor Puerto

A partir del año 2003 su nombre va desapareciendo de los grandes ciclos, y aunque continúan sus éxitos, la categoría de las plazas no es la misma, y con ello la repercusión tampoco. Aún así consigue importantes triunfos en plazas de categoría, como Quito (Ecuador), donde fue declarado triunfador del ciclo en el año 2005. Cansado de luchar lejos de las grandes plazas decide tomarse un descanso en el año 2008. Más puro, renovado y estilizado vuelve a los ruedos en el año 2010, concretamente el día 23 de enero, en la plaza de toros de Medellín (Colombia), compartiendo cartel con “El Juli” y Luis Bolivar. Su toreo más hondo y templado convence a los aficionados, especialmente a los de Las Ventas, donde vuelve el día 15 de agosto, y tras una buena faena da una vuelta al ruedo.

Las ganas, el tesón, el pundonor y la simpatía de Victor Puerto hacen de él uno de los toreros más queridos del escalafón.

Julio Aparicio

Julio Aparicio Díaz nació en Sevilla el día 4 de enero de 1969. Hijo del gran Julio Aparicio y la bailaora Maleni Díaz, pronto se despertará en él una clara vocación taurina.

Julio Aparicio

Su debut con picadores tiene lugar en Gandía (Valencia), el día 8 de febrero de 1987. Sus compañeros de cartel eran Fernando Lozano y Gregorio de Jesús, quienes lidiaron novillos de la ganadería de El Torreón.

Dos años más tarde, el día 16 de julio de 1989, se presenta en la plaza de toros de Las Ventas. Se trata de una corrida mixta en la que comparte cartel con Curro Vázquez. Se lidiaron reses de Torrestrella. El primer novillo lidiado por el joven novillero tenía por nombre “Merenguito”.

El día 15 de abril de 1990 toma la alternativa en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. El cartel estaba formado por Curro Romero, que ejerció de padrino y Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, que hizo las labores de testigo. Los toros pertenecieron a la ganadería de Torrealta. El toro de la ceremonia tenía por nombre “Rompelunas”, de 521 kilos.

Su debut en Francia se produce el 16 de mayo de 1991. Frente a toros de Sánchez Dalp se anunció junto a Curro Vazquez y Emilio Muñoz. Su primer toro en el país vecino tenía por nombre “Jilguero”.

No resultaron fáciles los comienzos para el diestro sevillano, quien no confirmó su alternativa en la plaza de toros de Las Ventas  hasta el 18 de mayo de 1994, compartiendo cartel con José Ortega Cano y Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique”, quienes se anunciaban frente a toros de Manolo González y Alcurrucén.

Julio Aparicio

En el quinto toro de la tarde, Julio Aparicio realizó la faena de su vida a “Cañego”, perteneciente a la ganadería de Alcurrucén. Después de dar un par de pases de tanteo, el diestro echó a correr hacia el centro del ruedo y allí comenzó su más bella obra. Realizó un toreo puro, hondo, de inspiración, de arrebato, de temple, de duende, de magia, de pellizo, de fantasía, de sentimiento y de raza. El diestro salía llorando de la cara del toro después de cada tanda. Madrid estaba a sus pies. Tras pasaportarlo de una estocada, el diestro, desfondado, se sentó llorando sobre las tablas. Las dos orejas conseguidas a ley le consagraban como artista y como figura del toreo.

Su confirmación de alternativa en la plaza de toros de México se produce el 13 de noviembre de 1994, junto a Jorge Gutierrez y Manolo Mejia, que lidiaron toros de Xajay.

A partir de ese momento empieza a anunciarse en todas las ferias de España y Francia, pero como torero de arte, no siempre surge la inspiración en el momento adecuado. Empiezan a sucederse discretas y malas actuaciones, es por ello que el día 4 de junio de 1998 anuncia su retirada de los ruedos, a los que volverá en la temporada del 2000, concretamente el día 15 de marzo, en la plaza de toros de Fitero junto a José María Manzanares y Juan Bautista, para lidiar toros de Carmen Segovia.

Julio Aparicio

Durante los años sucesivos actúa fundamentalmente en festivales, con la intención de poco a poco ir recuperando el sitio y la forma física perdida, para volver a las grandes plazas que le vieron triunfar en sus primeros años de carrera. Durante los últimos años ha vuelto al circuito de las grandes ferias, donde ha cuajado importantes faenas en plazas como Barcelona, Madrid, Alicante, Nimes, Granada o Valencia. Es precisamente en esta etapa cuando ha recibido mayor número de percances, pues el 23 de marzo de 2008, Domingo de Resurrección, anunciándose en Las Ventas junto a Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera, recibe una grave cornada en el tercio superior del muslo izquierdo con una trayectoria de 25 centímetros que causa importantes destrozos. También en la plaza de Las Ventas recibe una impresionante cornada el día 21 de mayo de 2010, cuando un toro de Juan Pedro Domecq le penetró por el cuello encontrando en la boca del diestro el orificio de salida. Se anunciaba junto a Morante de la Puebla y “El Cid”.

Julio Aparicio ha sabido combinar durante los últimos años su arte con la regularidad y la solidez, convirtiéndole en uno de los diestros más esperados del escalafón.

José Ortega Cano

José Ortega Cano nació en Cartagena, el 27 de diciembre de 1953. Desde muy niño vivió en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, y será ahí donde pronto se despierte en él una clara vocación taurina, dando sus primeros pasos en el mundo del toro en la parte seria del espectáculo cómico-taurino de “El Platanito”.

José Ortega Cano

Su debut con picadores tiene lugar el 9 de septiembre de 1973 en la plaza de toros de Vistalegre, ubicada en el madrileño barrio de Carabanchel. Corta una oreja, comezando así una prometedora y exitosa carrera novilleril, que tan solo durará un año.

Toma la alternativa el 12 de octubre de 1974 en la plaza de toros de Zaragoza, durante la Feria del Pilar. Como padrino de la ceremonia actuó Jose María Manzanares, mientras que Paco Bautista figuró de testigo. Los toros pertenecieron a la ganadería de Osborne. El resultado de su actuación fue de una oreja.

A pesar de las buenas sensaciones los comienzos no fueron fáciles y encontró muchas dificultades para que le contrataran los empresarios, tanto es así que no confirmó su alternativa en la plaza de toros de Las Ventas hasta cuatro años más tarde, concretamente el día 14 de mayo de 1978, donde compartió cartel con Antonio Rojas y Lorenzo Manuel Villalta, quienes se enfrentaron a reses de Sotillo Gutiérrez. Tras una buena actuación consigue dar tres vueltas al ruedo.

A partir de ese momento el nombre de Ortega Cano empieza a sonar con mayor fuerza en el panorama taurino, comenzando así una lenta pero progresiva ascensión que tendrá un importante punto de inflexión el día 19 de julio de 1982. Ese día se celebraba en la plaza de toros de Las Ventas la tradicional Corrida de la Prensa con un cartel formado por Manolo Cortés, Jose Antonio Campuzano y José Ortega Cano, quien logró indultar a Belador, perteneciente a la ganadería de Victorino Martín, y a la postre y hasta el momento,  único toro indultado en el coso de Las Ventas.

José Ortega Cano

Pero la temporada que pone al diestro de Cartagena en figura del toreo es la del año 1986. Sus triunfos en Las Ventas, donde conseguirá dos puertas grandes, así como en otras plazas de España y América le hacen torear 82 festejos y ser uno de los toreros más seguidos del momento. Al año siguiente, en 1987, conseguirá de nuevo abrir la Puerta Grande de Las Ventas, pero un serio percance le está esperando. El 13 de octubre se anunciaba en Zaragoza frente a toros de Baltasar Ibán. Tras cortar las dos orejas a su primer toro, el segundo de su lote le propinó una terrorífica cornada mientras toreaba a la verónica, pues el pitón penetró por el abdomen, alcanzando la cavidad torácica, y en sus trayectorias rompió la pleura y el abdomen, ocasionando intenso hemotórax, entre otras lesiones.

La cornada le pasó factura y durante los años sucesivos tuvo continuos altibajos. En el año 1991 consigue salir por cuarta vez por la Puerta Grande de Las Ventas tras cortar tres orejas en la Corrida de la Beneficiencia, en la que actuó mano a mano con el colombiano César Rincón. Sevilla, Granada, Albacete, Burgos, Pamplona o El Puerto de Santa María vieron triunfar al diestro murciano durante esa temporada.

Aunque el nivel mostrado por el diestro ya no es el mismo que en temporadas anteriores los triunfos siguen sucediéndose, pero el año 1995 marcará su vida profesional y personal para siempre. El día de 5 de enero de 1995, Ortega Cano está a punto de perder la vida en Cartagena de Indias (Colombia), entre los pitones de “Buenmocito”. El percance  le afecta al costado derecho, en cuya fosa lumbar le penetró 15 centímetros el pitón derecho del primer toro de la corrida inaugural de la feria. El toro le volteó en cinco ocasiones. El percance fue muy espectacular pues le entró más de medio pitón y hubo instantes de tensión en la enfermería, donde se pensó lo peor.

José Ortega Cano

Recuperado del percance, José Ortega Cano contrae matrimonio con Rocio Jurado, el día 17 de febrero de 1995. A partir de ese momento comienza el declive en la carrera del maestro, quien anunciará continuas retiradas y reapariciones de manos de diversos apoderados, pero sin llegar a encontrar el nivel que había atesorado en su época más brillante. Durante este periodo solo cabe destacar las dos orejas que corta en La Maestranza de Sevilla en el año 1998.

Tras el fallecimiento de su esposa Rocio Jurado, el diestro empezó a sufrir problemas cardiacos, debido a los cuales y tras recomendación médica decide apartarse definitivamente de los ruedos en el año 2010.

José Ortega Cano perteneció a una generación de grandes figuras, pero su acusada personalidad e íntimo concepto del toreo, hacen que su nombre esté escrito para siempre en la historia de la tauromaquia.

El Viti

Santiago Martín Sánchez nació en Vitigudino (Salamanca), el día 18 de julio de 1938. Nace en el seno de una familia de artesanos que tenía un taller de carros en el pueblo, en el que Santiago ayudaba ocasionalmente. Pronto se despierta en él la afición taurina y en el año 1956 viste por primera vez el traje de luces en localidad natal para dar muerte a unos novillos. Un año más tarde, el 31 de mayo de 1957, debuta con picadores en la plaza de toros de Ledesma, teniendo como compñaeros de cartel a Manuel Ávila y Roberto Ocampo, quienes lidiaron novillos de Zumel.

El Viti

El año 1958 será clave en la carrera del novillero salmantino, pues sufrirá un percance en Francia que le ocasionará la fractura del codo izquierdo, y que marcará su toreo durante el resto de su carrera. La defectuosa curación dejó como secuela la imposibilidad de doblar por completo el brazo; así sus personalísimas maneras de cerrar los pases de pecho al hombro contario y su forma de torear al natural sin desplazar al toro y siempre toreando hacia dentro fueron consecuencia de esa lesión.

En 1959 debuta en la madrileña plaza de Vista Alegre, consiguiendo salir a hombros en tan importante compromiso. De las nueve novilladas que torea durante ese año, cinco de ellas son en el coso de Carabanchel. En el año 1960, concretamente, el día 18 de julio, debuta en la plaza de toros de Las Ventas. Los novillos pertenecían a la ganadería de Juan José Ramos y Hermanos, y le acompañaban en el cartel Tomás Sánchez Jiménez y Antonio de Jesús. Ese día, tras cortar dos orejas y salir a hombros por la puerta grande de Las Ventas, se consagra como un novillero brillante y de gran futuro. Su triunfo en Madrid le sirve para torear un importante número de novilladas, que le servirán de gran bagaje para tomar la alternativa un año más tarde.

Toma la alternativa en Las Ventas, el 13 de mayo de 1961. Como padrino de ceremonía ofició Gregorio Sánchez, mientras que Diego Puerta actuó como testigo. El toro de la efeméride tenía por nombre “Guapito”, perteneciente a la gandería de Don Alipio Pérez Tabernero. Al igual que en su debut corta dos orejas saliendo a hombros por la puerta grande y alzándose hasta los puestos más altos del escalafón, de los que ya no bajará hasta el final de su carrera.

El Viti

A partir de ese momento comienza una década gloriosa para el salmantino. Hasta el año 1970 actúa en todas las plazas de España, Francia y América haciendo un toreo sobrio y recto que le consagra como primera figura del toreo. Por el contrario, es una época en la que sufre numerosos percances, algunos de ellos graves, como los de Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga o Bogotá. Durante esta época se consagra como rey de Madrid, saliendo en numerosas ocasiones por la puerta grande del coso de la Calle de Alcalá.

El 12 de septiembre de 1971, tras torear en Palma de Mallorca, anuncia su retirada de los ruedos. Será una retirada efímera, pues volverá en el año 1973, temporada en la que consechará importantes triunfos en plazas como Alcalá de Henares o Zaragoza.

En el año 1974 se retira nuevamente para volver en 1976, época en la que será apoderado por Don Pedro Balañá, lo que causo gran sensación en el mundo taurino, pues el salmantino desde sus comienzos había sido apoderado por Don Florentino Díaz Flores.

A finales de 1978 hará temporada americana en Colombia, Venezuela y Ecuador. Serán sus últimas actuaciones en América. La campaña de 1979 será la del adiós definitivo de Santiago Martín “El Viti”, o como también era conocido, Su Majestad “El Viti”. En su temporada de despedida conseguirá importantes triunfos en Sevilla, Barcelona, Málaga o Salamanca. El 24 de mayo de 1979 hace su último paseíllo en la plaza de toros de las Ventas junto a Palomo Linares y Francisco Rivera “Paquirri”, quienes lidiaron un encierro de Torrestrella. Corta una oreja, la última de su carrera en esta plaza, rompiendo así la mala racha que tenía en esa plaza desde 1974.

La corrida de su despedida tiene lugar en Valladolid, el 16 de septiembre de 1979. Los toros pertenecieron a la ganadería de Clairac y en este último paseíllo estuvo acompañado por Roberto Domínguez y Luis Francisco Esplá. La suerte no le acompañó, y por ello decidió suspender su actuación en Logroño, donde en un principio estaba prevista su retirada definitiva. A finales del mes de septiembre, en una multitudinaria rueda de prensa, comunica a los medios que se retira del toreo en activo. A pesar de las millonarias ofertas que le hacen diferentes empresas y apoderados por volver a los ruedos, el diestro salmantino jamás volverá a hacer un paseíllo.

El Viti

Cuarenta orejas y dieciséis salidas por la puerta grande de Madrid avalan una trayectoria que ha sido reconocida por el Ministerio de Cultura con la entrega de la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes (1998) y la Comunidad de Madrid, con el homenaje tributado en 2001 a raíz del cuadragésimo aniversario de su alternativa. En el año 2010 es galardonado con el premio Castilla y León de las Artes, siendo el primer diestro en poseerlo.

Desarrolló un concepto del toreo clásico, profundo y sobrio que sigue estando en la memoria de los aficionados.

Artículo publicado el . Archivado en Toreros.
Temas relacionados: .

César Rincón

César Rincón

Julio César Rincón Ramiréz nació en Bogotá (Colombia), el 5 de septiembre de 1965. Perteneciente a una familia humilde, con tan solo diez años comienza a interesarse por el mundo del toro. El 1 de enero de 1980 debuta vestido de luces en Bogotá (Colombia), frente a novillos de Cabrera. Al año siguiente, en 1981, viaja a España en busca de mejores oportunidades.

El 8 de diciembre de 1982 toma la alternativa en Bogotá, teniendo como padrino de ceremonia a Antonio Chenel “Antoñete” y como testigo a José María Manzanares. Se doctoró con el toro “Filigrana”, perteneciente a la ganadería de Vistahermosa. Al año siguiente, en 1983, confirma su alternativa en México. Le acompañan en el cartel César Pastor y Ricardo Sánchez, quienes se midieron a un encierro de la ganadería de Mariano Ramirez.

Su confirmación en la plaza de toros de Las Ventas se produce el día 2 de septiembre de 1984, teniendo como padrino a “Manili” y como testigo a Pepe Luis Vargas. La efeméride se produjo con el toro “Fojanero”, perteneciente a la ganadería de Lamamie de Claricac.

Tras unos años duros, sin demasiadas oportunidades y con corridas poco agradecidas, llega el año 1991, y con él su presencia en la feria de San Isidro de Madrid, tras varios años sin hacer temporada en España.

El día 21 de mayo de 1991 se anunciaba en Las Ventas a Curro Vázquez, “Armillita Chico” y César Rincón con un encierro de Baltasar Ibán. En sexto lugar saltó al ruedo “Santanerito”, al que el colombiano realizó una gran faena, citando de lejos, templando, mandando y luciendo al toro. Tras una gran estocada, las dos orejas fueron a sus manos. Madrid estaba entregada. En ese preciso momento el colombiano comienza su ascenso hasta llegar a la cima del toreo.

Tras su triunfo, sustituye al día siguiente al lesionado Fernando Lozano, anunciándose junto a Francisco Ruiz Miguel y Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, para lidiar una corrida de Murteira Grave. De nuevo en el sexto toro de la tarde, el colombiano consiguió cortar las dos orejas de “Alentejo”.

César Rincón

Fue declarado triunfador de la Feria de San Isidro, y por ello se acarteló en la Corrida de la Beneficencia, el día 6 de junio, actuando mano a mano junto a José Ortega Cano, lidiando toros de Samuel Flores. De nuevo la puerta grande de Las Ventas se abrió para el colombiano tras cortar tres orejas a su lote. Le acompañaron en esta nueva salida a hombros, Ortega Cano y el ganadero.

Con tres salidas a hombros consecutivas en Las Ventas, se anuncia en la Feria de Otoño, el día 1 de octubre, junto a José María Manzanares y David Luguillano. Esa tarde, la última en Madrid en tan glorioso año para el colombiano, corta una oreja a cada uno de su lote, correspondientes a las ganaderías de Sepulveda y Joao Moura.

A partir de ese momento, César Rincón se convierte en un fijo en las grandes ferias. Su debut en Francia tiene lugar en Palavás, el día 30 de junio de 1991, compartiendo cartel con Jesulín de Ubrique. En el año 1993, un toro de Marqués de Domecq le infiere una grave cornada en la Real Maestranza de Sevilla, que le tuvo casi un año apartado de los ruedos.

En 1994, ya recuperado del percance, volvió a Las Ventas, el día 7 de junio, junto a Emilio Muñoz y Juan Mora. Esa tarde se cruzó con “Bastonito” de Baltasar Ibán, quizá el toro que más gloria ha dado al colombiano. Se la jugó a vida o muerte, y Rincón de nuevo salió victorioso de Madrid. Una oreja y una profunda herida en la mano izquierda fueron el balance de su actuación.

El 29 de mayo de 1995, César consigue su quinta salida a hombros en Madrid, tras cortar las dos orejas a un sobrero de Hermanos Astolfi. Sus compañeros de cartel fueron Emilio Muñoz y Manolo Sánchez.

Entre 1999 y 2002 se mantiene alejado de los ruedos a causa de la hepatitis C, la cual contrajo en noviembre de 1989, en Palmira (Valle del Cauca), donde recibió una impresionante cornada que le tuvo entre la vida y la muerte, por lo que fueron necesarias transfusiones de sangre.

Totalmente recuperado reaparece en 2003, en la plaza de toros de Olivenza, manteniendo su cartel de primera figura.

La sexta salida a hombros de Rincón en Madrid se produce el 18 de mayo de 2005, tras cortar una oreja a cada uno de sus toros de Alcurrucén. Manuel Jesús “El Cid” y Eduardo Gallo, que confirmaba alternativa, fueron los testigos del nuevo triunfo del colombiano.

César Rincón

El 24 de abril de 2007 se despide de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla cortando dos orejas a un toro de Torrestrella, mientras que el día 23 de septiembre de ese mismo año se retiró de los ruedos españoles en la Monumental de Barcelona, despidiéndose del toreo en activo en su Santamaría de Bogotá en febrero de 2008.

César Rincón, mejor que nadie, puede decir que de Madrid al cielo, porque de su mano llegó hasta lo más alto del toreo.