Plaza de toros de Logroño (La Manzanera y La Ribera)

La primera corrida de toros de la que se tiene constancia en Logroño fue un festejo regio celebrado en 1148, con motivo de la coronación de Alfonso VII. La primera plaza estable de la ciudad data de mediados del siglo XVII, estaba situada en el lugar que actualmente ocupa el cuarte de la Policia Nacional y era denominada como “El Coso”.

En el año 1858 se preparó una plaza de madera, que puede considerarse como la primera plaza dedicada con exclusividad a los festejos taurinos. Su derrumbamiento en 1861 dará lugar a la construcción de una plaza realizada en piedra, pues para su construcción se aprovecharon parte de las murallas. Fue inaugurada el 5 de octubre de 1863, mientras que un incendio la destruyó en su totalidad el 9 de julio de 1914. A partir de ese momento se piensa en la construcción de una plaza de toros sólida y estable.

la manzanera

La construcción de la nueva plaza, denominada La Manzanera, tuvo lugar en 104 días, bajo la supervisión del arquitecto riojano Fermín Álamo. El día 3 de mayo de 1915 comenzaron las obras, finalizándose el 5 de septiembre de ese mismo año. El presupuesto incial para la construcción de la plaza era de 150.000 pesetas, mientras que el coste total de la misma ascendió a 195.000 pesetas. Contaba con un aforo de 9726 localidades, un ruedo de 50 metros de diámetro, 7 corrales, 8 chiqueros, capilla y enfermería. Su estilo era mudejar.

La inauguración tuvo lugar el día 21 de septiembre de 1915. Se colgó el cartel de “No hay billetes” y se anunció a los diestros Joselito “El Gallo”, Juan Belmoente y “Saleri II”, que lidiaron toros de la ganadería de Veragua, siendo el primer toro que saltó al ruedo “Tostonero”.

La feria de San Mateo del año 2000 se anuncia como la última a celebrarse en La Manzanera, pues se piensa en la construcción de una plaza de toros más modera, cómoda y cubierta. El 26 de septiembre del 2000 tiene lugar la última corrida de toros en el viejo coso, y en ella se anuncian José Miguel Arroyo “Joselito”, Juan José Padilla y Diego Urdiales. El último toro lidiado en La Manzanera tenía por nombre “Jugosillo”, pertenecía a la ganadería de Victoriano del Río y pesaba 510 kilos. Dos años más tarde sería derribada.

la ribera

Al año siguiente, el 21 de septiembre de 2001, festividad de San Mateo, se inaugura la nueva plaza de toros de La Ribera, con un cartel formado por Enrique Ponce, Julián López “El Juli” y Diego Urdiales, que se midieron a toros de la ganadería de José Luis Marca. La primera oreja en la nueva plaza fue paseada por Diego Urdiales, el primer herido fue Victor Puerto, mientras que la primera puerta grande la compartieron Julián López “El Juli” y César Jiménez.

la ribera 1

La nueva plaza de toros, que tuvo un coste de 2.000 millones de pesetas,  se caracteriza por su comodidad. Cuenta con 11.046 localidades y se encuentra enmarcada en la zona de La Ribera, en la parte norte de la ciudad.

Tanto en La Manzanera como en La Ribera, todos los años por el mes de septiembre se dan cita en Logroño los diestros más destacados del escalafón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *